Vista atrás

La semana de los retos de la que hablaba en mi anterior entrada se ha marchado tan pronto como llegó. Hubo Eurogrupo, hubo Ecofin, hubo previsiones macroeconómicas de la eurozona, hubo elecciones sorpresivas en Estados Unidos. Todo se juntó en tres días y a veces parecía que alguien había conspirado para que los periodistas no pudieran respirar ni medio segundo durante esos días.

El domingo, imaginaba un lunes y un martes de sentirme inútil escuchando a ministros europeos hablar sobre economía, finanzas y productos de inversión, entre tantas otras cosas. Imaginaba un miércoles leyendo las previsiones, escribiendo y sintiéndome un poco abrumada por la cantidad de información nueva… pero todo ello regado por declaraciones de felicitación a la primera presidenta de Estados Unidos.

Y el lunes y el martes no fueron tan radicalmente diferentes. Me sentí inútil escuchando a los portavoces que explicaban las conclusiones de estas reuniones, pero eso solo fue al final de cada uno de los días. El resto fue francamente interesante, desde escuchar en las entradas a las reuniones a ministros de los que nunca había oído hablar antes hasta compartir sala de prensa, cafés y conversaciones con periodistas a los que admiro y leía cuando estaba en España.

Y el miércoles Trump ganó, claro.

Mi día empezó a las cuatro y media de la mañana. Abrí un ojo, miré Whatsapp y había decenas desde mensajes desde cerca de tres horas antes, cuando Trump había empezado a tomar ventaja. En las siguientes dos horas, hasta que me levanté para ir a trabajar, estuve dormitando y despertando cada pocos minutos, con el corazón en un puño, convencida de que Trump estaba aún muy lejos de los 270 votos electorales y que estaba previsto que Clinton recuperase terreno según llegaban estados como Michigan, New Hampshire o Wisconsin. Para la hora a la que llegué a la redacción, la tele de plasma que preside la oficina que ocupa Efe en el séptimo piso del centro internacional de prensa de Bruselas ya estaba mostrando el discurso de victoria del republicano.

Las previsiones macroeconómicas de la eurozona me dieron dolor de cabeza y el artículo que escribí sobre los pronósticos de Alemania era MUY amateur antes de que mi compañera me lo editase. Pero, como otra compañera dijo antes de que salieran las previsiones: daba igual lo que escribiésemos, porque a nadie le iba a importar. Un señor naranja nos barrió del mapa.

Si la causa no me diese tanto miedo, diría que casi fue divertido ver Bruselas colapsar con las noticias que llegaban desde el otro lado del Atlántico. Las previsiones, que deberían haber salido a las 9 de la mañana, no llegaron hasta casi mediodía. Se pospusieron todas las ruedas de prensa y todo lo que llegaba eran reacciones de políticos, comisarios, portavoces y representantes. Unos pidiendo unidad, otros temiendo el futuro.

No sé. He tenido casi cuatro días enteros para intentar asumir qué significa este resultado, para comprender lo que nos quiere contar sobre los cambios que están dando forma al mundo en que vivimos. Para recordar que antes del Brexit nadie imaginaba que los británicos querían marcharse, y que el lunes yo no quería pensar que había estadounidenses que no consideraban los comentarios de Trump como un ultimátum, un deal breaker, algo que puede efectivamente impedirte votar por un candidato porque choca frontalmente con tu moral.

Pero no. Sesenta y pico millones de personas probaron que medio mundo estaba equivocado y nos dejaron con el culo torcido esperando a lo que venga a continuación. Que son elecciones en Francia, en Holanda y en Alemania. Y todo nuestro sistema de creencias en juego.

Creo que algún día echaremos la vista atrás y recordaremos esta legislatura como la más pura incertidumbre de la que no solo Estados Unidos, sino también el resto de la democracia occidental, supieron salir enteros.

Esto de vivir tiempos interesantes se nos está yendo de las manos.

obama-trump-meeting

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s